Los cambios en el mundo del trabajo, la flexibilización, la flexiseguridad, la alta rotación de trabajadores, el trabajo informal, la precariedad, la inestabilidad, han facilitado que prácticas como el mobbing, el maltrato y otras formas de violencia laboral se produzcan en forma más reiterada y extendida, sin marcos de protección, instalándose como formas naturales de climas laborales, con plena impunidad para quienes las ejercen y enviando y empujando a un número cada vez mayor de trabajadores, mayoritariamente mujeres, a sufrir de trastornos de su salud mental, stress y depresión, fruto del maltrato, situación que esta claramente ilustrada en diversos estudios de organismos de salud internacional como la OMS.

En este marco, también los comités debatieron, reflexionaron y plantearon las prioridades de las mujeres del Cono Sur en el marco de la agenda género de la ISP: Campaña contra la violencia laboral de las mujeres, equidad salarial, gorbernanza global y transversalización de la perspectiva de género en los sectores de la ISP.

Al finalizar el segundo día, el grupo de mujeres visitó el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, espacio destinado a dar visibilidad a las violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado de Chile entre 1973 y 1990; a dignificar a las víctimas y a sus familias; y a estimular la reflexión y el debate sobre la importancia del respeto y la tolerancia, para que estos hechos nunca más se repitan.